Compra en pequeño, ahorra en grande

El pequeño comercio es vida para un municipio, y es una pieza importante de una actividad económica que da empleo a muchas personas. Su colaboración al desarrollo empresarial es fundamental. Nuestros hábitos de consumo, y sobre todo nuestra responsabilidad a la hora de contribuir a la generación de riqueza, es fundamental para que el sector sea capaz de salir adelante.

Son muchos los pequeños comercios del municipio adheridos a nuestra tarjeta, incorporados con el tiempo para ajustarse a las necesidades de los consumidores, siempre fieles al espíritu del comercio de proximidad.

¿Por qué comprar en estos establecimientos?

Porque además de descuentos, darás vida a nuestra ciudad y participarás de muchas otras ventajas que te contamos a continuación, luego tú decides.

1. Atención personalizada

La gran fortaleza del pequeño comercio es su calidez y cercanía en el trato con el cliente. Sus ventas son garantía de buen trato y sobre todo de encontrar frente al mostrador a personas que conocen el producto en toda la extensión de la palabra, especialistas que te podrán aconsejar con criterio para que tu compra sea realmente satisfactoria. Sin prisas, con calma, y con buenos consejos, será como adquieras tus productos en el comercio de proximidad. Confía en la gente que sabe.

2. El comercio local crea comunidad

Otro factor muy agradable es la vida de calle, y a ella colabora el hecho de que los comercios locales estén vivos. La falta de estos en una municipio o barrio se refleja en una peor calidad de vida e incluso inseguridad, y por eso es muy importante incentivarlo.

3. Artículos exclusivos

Los pequeños comercios suelen contar con determinados productos más especializados que las grandes superficies. En ellos podrás encontrar artículos que se traen en mucha menos cantidad, y por tanto no verás duplicados a la vuelta de la esquina y ofrecen un mayor grado de exclusividad. Y si no encuentras lo que buscas, siempre es más fácil que en una tienda pequeña se impliquen en encontrar el artículo que necesitas, que no en una gran superficie.

4. Premia al pequeño empresario

Detrás de esos comercios de proximidad suele haber mucho esfuerzo escondido, pequeños emprendedores a los que les ha costado lograr sacar su negocio adelante y que ponen todos sus esfuerzos a tu servicio. Con cada compra que haces en uno de estos comercios, estás premiando ese esfuerzo que tanto cuesta.

5. Consume producto local

Nuestros comercios adheridos nutren sus surtidos de producto de la zona, sobre todo en el caso de la alimentación. Consumir ese producto redunda en la economía local y ese producto de calidad producido muy cerca de ti no sueles encontrarlo en las grandes superficies que compran al por mayor en otros lugares de origen.

¡Hazte ya con nuestra tarjeta «Amigos de Segovia» y descubre los descuentos que te ofrece en cada una de ellas!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s